Resolución Nº 14.798

                                                                       BUENOS AIRES, 13 de mayo de 2004

 

 

VISTO el Expediente N° 1040/98 rotulado “BANCO MAYO COOPERATIVO LIMITADO s/ CALIFICACION de ON por VALUE CALIFICADORA DE RIESGO SA”; los dictámenes de fojas 620/30 y de la Subgerencia de Coordinación Económico-Contable de fojas 672/3; conformidad prestada por la Gerencia de Fiscalización y Control, y

 

RESULTANDO:

I. CARGOS.

Que por Resolución N° 12.978 esta COMISION NACIONAL DE VALORES (“CNV”) instruyó sumario administrativo a VALUE CALIFICADORA DE RIESGO SA (“VALUE”) y miembros de su consejo de calificación, señores: Daniel  Eduardo RUAS (“Rúas”), Daniel Ricardo HIRSCH (“Hirsch”), Sergio Alejandro PAVLOV (“Pavlov”) y Daniela CUAN (“Cuan”) (fs. 200/4).

Que se atribuyó a VALUE y sus consejeros haber calificado las obligaciones negociables (“ON”) subordinadas por U$S30 millones y programa de ON por U$S75 millones –ampliado a U$S250 millones- emitidas por el “BANCO MAYO COOPERATIVO LIMITADO (“Banco Mayo”) en posible infracción a la normativa vigente, según el detalle siguiente.

Que se imputó incumplimiento de los procedimientos y metodología de calificación contenidos en el Manual de Calificación de Riesgo de Instituciones Financieras y de Títulos Privados de Oferta Pública Representativos de Deuda registrado ante esta CNV (“el Manual”) en posible infracción a  los artículos 10 párrafo 1° y 14 párrafo 1° del Decreto N° 656/92 y artículo 4° párrafo 1° del Capítulo XII de las NORMAS (NT 1997) -act. art. 4° párrafo 1° del Cap. XVI de las NORMAS (NT 2001)-, conforme sigue.

i) Que en sus dictámenes del 30-9-97 (calif. de ON y prog.), 30-12-97 (calif. de ON y prog.), 31-3-98 (calif. de ON y prog.) y 22-4-98 (calif del prog.) VALUE utilizó una Rentabilidad Histórica Promedio no coincidente con la resultante de sus papeles de trabajo (fs. 201).

ii) Que en sus dictámenes del 30-9-97 (calif. de ON y prog.), 30-12-97 (calif. de ON y prog.), 31-3-98 (calif. de ON y prog.), 22-4-98 (calif. del prog.), 30-6-98 (calif. de ON y prog.) y 24-9-98 (calif. de ON y prog.) calculó el Resultado Estándar adicionando al activo total disponible, el monto de las ON cuando ello no está previsto en el Manual, es decir, en base a un monto de activos superior al que surgía de los estados contables pertinentes (fs. 201).

iii) Que en sus dictámenes del 31-3-98 (calif. de ON y prog.) y 22-4-98 (calif. del prog.) confeccionó el cuadro Previsiones Activos-Pasivos y calculó la Capacidad Generadora en base a valores y previsiones del balance cerrado al 30-9-97, cuando debía utilizar el balance cerrado al 31-12-97, como hizo para determinar otros indicadores en esos mismos dictámenes (fs. 25/6 y 201).  

Que se imputó también posible infracción al artículo 6° inciso b del Capítulo XII de las NORMAS (NT 1997) -act. art. 6° inciso b del Capítulo XVI de las NORMAS (NT 2001)- porque en sus dictámenes del 30-6-98 (calif. de ON y prog.) y 24-9-98 (calif. de ON y prog.) no indicó la reducción de la cantidad de dígitos del Indicador de Capacidad Generadora respecto de los informes anteriores, es decir, no referenció los distintos análisis realizados en cada etapa del procedimiento (fs. 202).

Que por último se les imputó a los consejeros también la posible violación del deber de “diligencia del buen hombre de negocios” genéricamente previsto en el artículo 59 de la Ley de Sociedades Comerciales N° 19.550 (“LSC”) (fs. 202/3).

II. SUSTANCIACION DEL SUMARIO.

Que corrido traslado de los cargos, todos los sumariados presentaron sus descargos y ofrecieron la prueba que hace a su derecho, resolviéndose la apertura a prueba del sumario por Disposición del 13-12-99 (fs. 200/4, 217/31 y 243/9).

Que conforme surge del expediente, fueron producidas las medidas ordenadas al BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA (“BCRA”) (fs. 258/97 y  401/49), al BANCO DE LA NACION ARGENTINA (“BNA”) (fs. 488/552) y a SEGUROS DE DEPOSITO SA (“SEDESA”) (fs. 595/605).

Que el 29-5-03 el Conductor del Sumario dispuso la clausura del periodo probatorio e hizo saber a los sumariados sobre su derecho a presentar memorial, habiendo hecho uso de tal facultad todos ellos (fs. 613/8).

III. DEFENSAS.

1.      Defensas Enderezadas a Todos los Cargos.

Que todos los sumariados alegan que las circunstancias excepcionales de los últimos años, que influyeron en la situación del Banco Mayo, resultan de importancia decisiva para valorar adecuadamente la conducta de VALUE (fs. 218/20).

Que durante 1994 y 1995 alentado y financiado por el BCRA con el objeto de evitar una corrida bancaria producto del “efecto tequila”, a través de diversas franquicias, redescuentos y préstamos del Fondo Fiduciario de Capitalización Bancaria, el Banco Mayo incrementó más de tres veces su tamaño mediante la adquisición de varias entidades financieras.

Que desde 1995 y hasta el 9-10-98, momento en que suspendió la operación de la entidad, el BCRA le acordó un régimen de facilidades, entre las que se destacan ciertas franquicias y redescuentos por más de $300 millones; y adicionalmente SEDESA y el Fondo Fiduciario de Capitalización Bancaria, una asistencia financiera por $125 millones y $60 millones, respectivamente. 

Que en la calificación de los títulos del Banco Mayo influyeron las circunstancias relativas al apoyo brindado por el BCRA, ratificación pública de apoyo a la entidad frente a las calificadoras, invariabilidad de la calificación CAMEL, que reflejó su solvencia por el periodo 1996-octubre de 1998, fecha de suspensión de operaciones y que ni la CNV dispuso la suspensión o cancelación de la oferta pública de los títulos, ni la BCBA la de su cotización hasta el 13-10-98 (fs. 221/3).

Que tampoco puede obviarse el hecho de que los intereses de las ON y la primera serie del programa de las ON hasta el 30-6-98 y 27-9-98 fueron pagados puntualmente conforme lo pactado y que otros observadores del sistema acordaron calificación BBB, lo cual indica que la percepción del riesgo era similar (fs. 223/4).

Que alegan entonces que VALUE actuó con la debida diligencia y respetó adecuadamente los procedimientos del Manual, que si alguna responsabilidad corresponde imputar es a las autoridades del sector y que su tarea no se limita a la aplicación automática del Manual siendo su deber, en caso que el resultado final de la evaluación no condiga con la realidad económica, el dar una visión global dentro de parámetros razonables (fs. 220/1).

Que el hecho de no haber reflejado en los dictámenes todas las consideraciones no resulta razón suficiente para sancionar la conducta adoptada, máxime cuando tales circunstancias resultaban públicas y notorias.

Que argumentan además que ni VALUE ni sus consejeros siguieron un procedimiento tendencioso con el objeto de no reflejar la correcta calificación de los instrumentos de deuda del Banco Mayo y tampoco existió influencia de los errores con posibilidad de mejora del resultado final.

Que la labor desarrollada por los directores y las decisiones de los consejeros se adoptaron con la debida diligencia y de buena fe y que la diligencia requerida constituye una pauta interpretativa referida al hombre de negocios normal, susceptible de cometer los errores propios e inevitables de una correcta actuación empresaria.

Que las observaciones formuladas no resultan suficientes para justificar la imposición de sanción alguna y la trayectoria personal y profesional y honorabilidad de los consejeros torna inadmisible insinuar un accionar tendencioso al calificar los títulos del Banco Mayo.

2.      Defensas Enderezadas a Cada Cargo.

Que con relación a cada uno de los cargos formulados, todos los sumariados esgrimen adicionalmente argumentos específicos.

i) Promedio de Rentabilidad Histórica.

Que con relación al Promedio de Rentabilidad Histórica utilizado en los dictámenes de fechas 30-9-97, 30-12-97, 31-3-98 y 22-4-98, si bien reconocen haber utilizado un porcentaje distinto del que correspondía en sus dictámenes del 30-9-97 y 30-12-97, sostienen que de haber usado el correcto la Capacidad Generadora habría sido muy superior a los valores consignados en los dictámenes, circunstancia por la cual los resultados -contrariamente a lo señalado por la CNV- fueron perjudicados (fs. 224/5).

ii) Resultado Estándar.

Que con relación al cálculo del Resultado Estándar donde VALUE adicionó al Activo Total disponible el monto de las ON en sus dictámenes del 30-9-97, 30-12-97, 31-3-98, 22-4-98, 30-6-98 y 24-9-98, afirman que se realizó correctamente porque la definición del Manual toma como un factor a los “Activos Generadores” obtenidos del último balance disponible y no a los “Activos Generados obtenidos del último balance anual” como sostiene la CNV en dictamen de fojas 160 (fs. 225).

Que el Resultado Estándar se obtuvo adicionando a los activos contables el monto de las ON por cuanto éstas son “Activos Generadores”, ya que la captación de fondos de una entidad financiera a través de una emisión o de otras fuentes será destinada siempre a otorgar préstamos (fs. 225).

Que en el dictamen de fojas 160 existe un error de concepto pues se tomó como definición de activo generador aquellos “activos... que surgía de los estados contables”, lo cual llevó a la conclusión equívoca de que el Resultado Estándar fue mal calculado.

iii) Cuadro Previsiones Activos-Pasivos y Capacidad Generadora.

Que si bien reconocen haber utilizado en el Cuadro Previsiones los valores del balance cerrado al 30-9-97 en lugar del cerrado al 31-12-97 en sus dictámenes del 31-3-98 y 22-4-98, afirman que eso no influyó en la calificación de la Capacidad Generadora pues tomando el Promedio de Rentabilidad Histórica Correcto de 1,68% y no 1,45% como se hizo, el Resultado Estándar habría sido de 24.233, que dividido por las Previsiones según valores del balance cerrado al 31-12-97, da como resultado un Indicador de Capacidad Generadora igual a 0,30, lo cual indica que la calificación se habría mantenido en el Nivel 3.

iv) Indicador de Capacidad Generadora.

Que respecto a la no especificación del análisis realizado y que llevó a reducir la cantidad de dígitos en el Indicador de la Capacidad Generadora en sus dictámenes del 30-6-98 y 24-9-98, afirman que esa decisión debe ser examinada desde la perspectiva general expuesta y no debe perderse de vista que la tarea de la calificadora no se limita a la aplicación automática del Manual (fs. 201 y 218/21).

Que si bien el límite para determinar el Nivel 3 o 4 de ese Indicador para calcular la Base de Solvencia era de 0,30 y la investigación arrojó 0,29, la situación antes descripta –apoyo crediticio del Gobierno- llevó al convencimiento de que la diferencia no merituaba la alteración de la calificación existente en el dictamen del 30-6-98, mientras que en el dictamen del 24-9-98 al existir variaciones negativas en otros indicadores la alteración de la calificación sí se justificó (fs. 221 y 226/7). 

Que además el hecho de no haber reflejado todas las consideraciones que llevaron al consejo de calificación a actuar de este modo no resulta razón suficiente para sancionar la conducta adoptada, máxime cuando dichas circunstancias resultaban públicas y notorias y existía una garantía implícita del Gobierno Nacional al igual que con los títulos públicos (fs. 222).

Que manifiestan por último que en virtud del punto 2.3 del Manual sobre determinación de la calificación final, que los habilita para considerar circunstancias que puedan otorgar una protección adicional a la solvencia de la emisora, los consejeros decidieron desestimar la ínfima diferencia en el indicador de la Capacidad Generadora (fs. 226/7).

 

CONSIDERANDO:

IV. EXAMEN DE LAS DEFENSAS.

1. Normativa Aplicable.

Que los dictámenes de calificación deben emitirse con estricto cumplimiento de los procedimientos y metodología contenidos en el Manual registrado ante esta CNV, en concordancia con los antecedentes provistos por la emisora y aquellos de fuentes propias de la calificadora (arts. 10 párrafo 1° y 14 párrafo 1° del Decreto N° 656/92 y artículo 4°, párrafo 1° del Capítulo XII de las NORMAS (NT 1997).

Que en esos dictámenes debe hacerse referencia a los distintos análisis efectuados en cada una de las etapas del proceso de calificación según lo prescripto en el Manual, incluyendo tanto los parámetros cuantitativos como los cualitativos, tales como índices, pautas en base a las que se confeccionaron los estados contables proyectados y análisis del sector en que actúa la emisora (art. 6° inciso b del Capítulo XII de las NORMAS (NT 1997).

Que el artículo 24 del Decreto N° 656/92 establece como estándar a cumplirse por quienes actúen o participen en el procedimiento de calificación “la diligencia del buen hombre de negocios”, idéntico al contemplado en el artículo 59 de la LSC.

2.      Exámen relativo a Defensas Enderezadas a Todos los Cargos.

Que tanto la Normativa Aplicable, como el punto 2 del Capítulo III del Manual vigente a la fecha de los dictámenes cuestionados, prescriben imperativamente que la calificación de valores se realice conforme los procedimientos y metodologías registrados ante esta CNV (fs. 2 y 13/4, Expte. CNV N° 824/98).

Que el Manual en sus puntos 2.1, 2.2 y 2.3 del Capítulo III establece que “la Calificación Final corresponderá a aquella que se obtenga de aplicar el Procedimiento Final” de un instrumento, al cual divide en tres etapas, cuales son, Calificación Base de Solvencia del Emisor, Solvencia del Emisor y Calificación Final.

Que la Calificación Final “corresponderá a la combinación entre la Solvencia del Emisor y el Análisis del Instrumento, en cuanto a sus características”, las cuales “corresponderán a aquellos atributos específicos del Instrumento, que puedan otorgar una protección adicional a la solvencia de la Institución o respecto al pago del Instrumento” como por ejemplo garantías específicas, generales o estatales, resguardos y condiciones especiales de pago oportuno y completo de las obligaciones.

Que “dependiendo del grado de independencia que adicionen... respecto a la Solvencia del Emisor, se calificará en base a los siguientes criterios:” podrá subir de categoría si el instrumento cuenta con las características que hacen que su pago sea independiente de la capacidad de pago del emisor o con las características específicas que ameriten suficiencia respecto de esa capacidad y se mantendrá o bajará según que el instrumento no cuente con ningún atributo especial en términos de independizar el pago a la solvencia de la institución o posea características especiales que hacen que la preferencia de pago se deteriore.

Que se han establecido con precisión todos los pasos a seguir para efectuar la calificación de los valores y la asignación de categorías distintas de las obtenidas al finalizar la etapa Solvencia del Emisor en el supuesto de que el instrumento cuente con atributos que puedan otorgar protección adicional o no a la solvencia de la emisora o pago de los instrumentos.

Que de todas esas prescripciones resulta por una parte que no existe discrecionalidad para la aplicación de otros procedimientos y metodologías distintos de los registrados y por la otra, que la valoración de los hechos o circunstancias relativos al instrumento y con capacidad para afectar la solvencia de la emisora o pago de los valores debe realizarse según el mecanismo previsto en el Manual. 

Que esta solución es congruente con la finalidad informativa de las calificaciones a divulgar en el mercado de capitales y principio de transparencia que informa todas las instituciones y accionar de los participantes en él.

Que la conveniencia de las sociedades calificadoras de riesgo se funda en el “desarrollo ordenado y transparente del mercado de capitales” y por tal razón “deben proveer a los inversores de información oportuna y adecuada, mediante una calificación caracterizada por su alto nivel técnico”, lo cual demanda que la tarea sea encomendada “a empresas cuyos integrantes cuenten con una idoneidad técnica y moral irreprochable” (Consid. Dto. N° 656/92).

Que consecuentemente, para calificar VALUE se hallaba autorizada a tomar en consideración o evaluar todas las circunstancias generales o particulares que afectasen al Banco Mayo, ON y programa de ON involucrados sólo en el modo prescripto por la Normativa Aplicable mencionada y su Manual.

Que ése es el marco en que VALUE debió desenvolver su actuación al calificar los valores en cuestión -ON y programa-, pues el procedimiento registrado ante esta CNV es sólo uno y si el caso es que no resultaba suficiente para reflejar los eventos relevantes a una calificación apropiada, debió adecuarlo o actualizarlo.

Que como consecuencia del sistema adoptado, el control que esta CNV realiza sobre las sociedades calificadoras no está enderezado a los aspectos sustanciales de las calificaciones o categorías otorgadas, sino al cumplimiento o respeto de los procedimientos y metodologías registrados.

Que el estándar de la “diligencia del buen hombre de negocios” receptado en el artículo 24 del Decreto N° 656/92 y 59 de la LSC es de tipo profesional e implica que los miembros del consejo de calificación en el cumplimiento de sus funciones deben aplicar el cuidado, previsión, habilidades y experiencia que corresponden a este tipo de funciones y desempeñarse en el modo que lo haría un prudente hombre de negocios en similar posición y bajo similares circunstancias (estándar objetivo mínimo) y además todo otro conocimiento, habilidad y experiencia que particularmente posean (estándar subjetivo).    

            Que el deber de diligencia mencionado se desenvuelve en el especial ámbito de la oferta pública y por aplicación del artículo 902 del Código Civil cuanto mayor es el deber de obrar con diligencia, mayor es la obligación que resulta de las consecuencias emergentes de ellos.

            Que estos aspectos se hallan reflejados en los requerimientos contenidos en el artículo 10 del Decreto N° 656/92, que exige que los integrantes del consejo cuenten con “reconocida idoneidad técnica y experiencia en el campo económico, financiero, contable y/o jurídico, además de gozar de comprobada solvencia moral”.

Que con ese alcance y en concordancia con esos parámetros normativos son analizadas a continuación las defensas que los sumariados han formulado respecto de cada uno de los cargos en particular.

3.      Defensas Enderezadas a Cada Cargo.

i)  Promedio de Rentabilidad Histórica.

Que corresponde desestimar la defensa relativa al uso de un Promedio de Rentabilidad Histórica erróneo en los dictámenes de fechas 30-9-97, 30-12-97, 31-3-98 y 22-4-98 aún cuando los resultados hubieren sido perjudicados, porque la Normativa Aplicable y prescripciones del Manual, relativas a la ineludible utilización de los procedimientos registrados y alcance del control de esta CNV, ponen de manifiesto la irrelevancia del impacto de esa circunstancia sobre las calificaciones a fin de tener por configurada la infracción (fs. 224/5).

Que del informe confeccionado por la Subgerencia de Calificadoras de Riesgo (“SCR”) surge que VALUE utilizó una Rentabilidad Promedio de 1,45% cuando la correcta era de 1,68% (fs. 36, 64, 90 y 160/2).

Que la notoria simplicidad de la operación matemática para el cálculo del promedio -máxime al hallarse transcriptas las rentabilidades anuales-, sumada a que de los propios papeles de VALUE surge el promedio correcto y el arrastre del defecto en varios dictámenes consecutivos, evidencian palmariamente la falta de diligencia al emitir esos dictámenes de calificación (fs. 36, 44, 56, 64, 82 y 90).

ii) Resultado Estándar.

            Que también corresponde desestimar la defensa relativa a un incorrecto cálculo del Resultado Estándar en los dictámenes del 30-9-97, 30-12-97, 31-3-98, 22-4-98, 30-6-98 y 24-9-98, para el que se adicionó al Activo Total disponible el monto de las ON por aplicación de la definición de “Activos Generadores” obtenidos del último balance disponible en virtud de las siguientes consideraciones (fs. 225/6).

Que el punto 2.1 Solvencia del Emisor, parte b) Capacidad Generadora del Manual (fs. 7, Expte. CNV N° 824/98) determina que “El Resultado Estándar corresponderá a la multiplicación de la Rentabilidad Histórica, de al menos los dos últimos ejercicios anuales, por el valor de los activos generadores obtenidos del último balance disponible” (fs. 627).

            Que si bien el Manual no define el alcance de la expresión Activos Generadores, ella se encuentra restringida o calificada por la de “último balance disponible”, de modo que aún adoptando una acepción amplia sólo podrían considerarse comprendidos en dicha categoría los Activos Totales consignados en el último balance disponible.

Que aún tomando esta acepción tampoco puede interpretarse que el Manual permite adicionar a los Activos Totales los “probables” préstamos que se otorgarán con la colocación de ON, porque se daría la paradoja de que una emisora mejore la calificación de su Solvencia con solamente incrementar el monto de las ON autorizadas por esta CNV y no colocadas.

            Que si bien VALUE incorporó como Activos Generadores los “probables” préstamos otorgados, para los cálculos relativos a la Capacidad Generadora no adicionó en el Cuadro Previsiones Activos-Pasivos las “probables” previsiones que deberían realizarse sobre esos préstamos, todo lo cual surge de los cuadros obrantes a fojas 45, 65, 91, 123 y 145 en la línea “Aumento Proporcional Oblig. Negoc.”.

            Que la inclusión de la emisión de ON como Activo Generadores, incongruente con los cálculos posteriores de la Capacidad Generadora, no se encuentra prevista en el Manual registrado ante esta CNV y determina una mejora en ese indicador.

Que también resulta aquí manifiesta la falta de diligencia de los sumariados pues no sólo aplicaron erróneamente el propio Manual, sino que además lo hicieron con un criterio carente de razonabilidad y ello sucedió en varios dictámenes consecutivos.

iii) Cuadro Previsiones Activos-Pasivos y Capacidad Generadora.

Que resulta inatendible la defensa relativa al uso del balance incorrecto (balance cerrado al 30-9-97 en lugar del cerrado al 31-12-97) en los dictámenes del 31-3-98 y 22-4-98 en razón de que ello no habría influido en la calificación de la Capacidad Generadora, la cual se habría mantenido en Nivel 3 de haberse tomado el Promedio de Rentabilidad Histórica correcto de 1,68% y no 1,45% como se hizo (fs. 226/7).

Que al respecto puede afirmarse que en todo caso el análisis a practicar sería precisamente el contrario, es decir, cómo fue afectado el Indice de Capacidad Generadora por motivo de las diversas irregularidades, sin perjuicio de que según se expusiera en el acápite 1) la calificación resultante sea irrelevante para tener por configurada la infracción dada la obligatoriedad del uso de los procedimientos registrados. 

Que salvando lo expuesto, vale destacar que para el recálculo del Indicador Capacidad Generadora, VALUE debió considerar el Resultado Estándar con una Rentabilidad Promedio de 1,68% para los dictámenes del 30-9-97, 30-12-97 y 31-03-98; y de 1,87% y 1,82% para los dictámenes del 30-6-98 y 24-9-98; y a su vez emplear el activo total del último balance disponible sin adicionar las ON autorizadas.

Que de efectuarse el recálculo en el modo descripto, la Capacidad Generadora del Emisor habría sido de 0,36 (30-9-97); 0,32 (30-12-97); 0,28 (31-3-98) y 0,25 (30-6-98 y 24-9-98) y por lo tanto a partir del dictamen del 31-3-98, de Nivel 4 y no de Nivel 3 como se consignó.

Que en cumplimiento de la medida para mejor proveer dispuesta a fojas 632, la Subgerencia de Coordinación Económico Contable (“SCEC”) dictaminó que si VALUE se hubiera ajustado a los procedimientos y metodología del Manual, en los dictámenes del 30-9-97 y 30-12-97 no se habría modificado el nivel de la Capacidad Generadora y en consecuencia tampoco la calificación final de los instrumentos (fs. 664/73).

Que por el contrario, para las ON subordinadas, siempre que el instrumento no contara con atributos especiales que pudieran otorgar una protección adicional como garantías específicas, resguardos y condiciones especiales de pago oportuno y completo en los términos del punto 2.3 del Título IV del Manual, la calificación final en los dictámenes del 31-3-98, 30-6-98 y 24-9-98 hubiese sido “C” en lugar de “BBB”, “BBB” y “BB” respectivamente (fs. 672).

Que para el Programa de las ON, bajo idéntica condición, las calificaciones finales en los dictámenes del 31-3-98, 22-4-98, 30-6-98 y 24-9-98 hubiesen sido “C”, “B”, “C” y “C” en lugar de “A”, “A”, “A” y “BBB”, respectivamente (fs. 672).

Que según las condiciones de emisión reseñadas por la profesional de la SCEC, los instrumentos no contaban con esos atributos especiales de modo tal que hubiere correspondido mantener la calificación de la solvencia como calificación final, con lo cual las categorías a otorgar hubiesen sido las señaladas precedentemente y no las que fueron asignadas en estos dictámenes (fs. 672/3).  

Que de lo expuesto resulta que los sumariados no aplicaron el cuidado necesario al calificar pues la lógica indica que producido un error en una oportunidad, una conducta diligente necesariamente habría conducido a su corrección posterior, lo cual no sucedió y por el contrario, dicha irregularidad se reiteró en dictámenes consecutivos. 

iv) Indicador de Capacidad Generadora.

Que la defensa esgrimida por la falta de especificación del análisis que llevó a reducir la cantidad de dígitos del Indicador de la Capacidad Generadora en los dictámenes del 30-6-98 y 24-9-98, en cuanto a que la decisión fue adoptada en el marco de las atribuciones conferidas por el punto 2.3 del Manual, que autoriza a tomar en consideración las circunstancias generales expuestas que otorgan protección adicional a la solvencia de la emisora,  también es inadmisible según se expone seguidamente (fs. 218/21 y 226/7).

Que tal como se expusiera en el acápite 2), en ese punto el Manual establece un procedimiento especial para el Análisis del Instrumento que se califica en base a atributos que pueden otorgar una protección adicional a la Solvencia del Emisor o respecto a su pago, tales como garantías, resguardos y condiciones de pago de los valores.

Que el Manual no contempla la posibilidad de modificar los Indicadores en el modo que VALUE lo hizo, de manera tal que si el apoyo crediticio del gobierno y otros sectores e historia de cumplimientos de sus obligaciones por el Banco Mayo, constituian factores que brindaban protección adicional a la Solvencia del Emisor debió consignarlo como tal.

Que además, VALUE en esos dictámenes tampoco aclaró que había introducido esa modificación al Indicador de Capacidad Generadora, ni los motivos que posteriormente comunicó a esta CNV.

Que en virtud de lo prescripto por el artículo 6° inciso b) del Capítulo XII de las NORMAS (NT 1997) que ordena referenciar los distintos análisis efectuados en cada una de las etapas del procedimiento incluyendo parámetros cuantitativos y cualitativos, debió proveer esa información.

Que la falta de diligencia de los sumariados también resulta manifiesta porque la irregularidad se reitera en dictámenes consecutivos y la calificación del Indicador claramente se ubicaba en el Nivel 4 según se expuso en el Acápite precedente.

4.      Conclusión.

Que se tienen por configuradas las infracciones de VALUE a las normas que exigen que los dictámenes de calificación sean emitidos con estricta sujeción a los procedimientos y metodología contenidos en el Manual registrado ante esta CNV (arts. 10 párrafo 1° y 14 párrafo 1° del Decreto N° 656/92 y artículo 4°, párrafo 1° del Capítulo XII de las NORMAS (NT 1997) y con referencia a los análisis efectuados, en particular, los parámetros cuantitativos empleados (art. 6° inciso b del Capítulo XII de las NORMAS (NT 1997).

Que también se tiene por verificada la infracción de los consejeros firmantes de los dictámenes al deber de diligencia del buen hombre de negocios (art. 24 del Decreto N° 656/92).

Que el artículo 25 del Decreto N° 656/92 dispone que en caso de infracción a sus disposiciones esta CNV, previa sustanciación de sumario, puede imponer las sanciones previstas en el artículo 10 de la Ley Nº 17.811.

Que el artículo 10 estatuye que las personas físicas y jurídicas que no cumplan con las disposiciones de la ley y su reglamentación serán pasibles de las sanciones en él contempladas y para el caso de multa, ella se hará efectiva en la persona de los integrantes del consejo de calificación, entre otros, en forma solidaria.

Que la solidaridad conlleva que la sanción sea aplicada en forma conjunta a todos los responsables, siendo improcedente en esta instancia la distribución del monto que se determina (CNAC, Sala E, Flaiban SA, 5/10/70).

Que por Resolución Nº 10.708 del 3-11-94 esta CNV impuso a VALUE CALIFICADORA DE RIESGO SA sanción de apercibimiento; por Resolución N° 12.958 del 26-8-99 una multa de PESOS VEINTE MIL ( $20.000 ) en forma solidaria con Ruas, Hirsch, Pavlov y Cuan por utilización de información contable desactualizada al calificar ciertas obligaciones negociables, sanción confirmada con reducción de multa a PESOS UN MIL ($1.000) por sentencia del 29-5-00 dictada por la Sala E de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Capital Federal; por Resolución N° 13.416 del 8-6-00, otro apercibimiento también por calificación con información contable desactualizada; y por Resolución N° 13.597 del 26-10-00 sanción de apercibimiento por calificación de ciertas obligaciones negociables con violación de los procedimientos y metodologías previstos en el Manual registrado.

Que todos los sumariados son considerados reincidentes porque han sido sancionados con anterioridad por infracción a la normativa de calificación de riesgo y en virtud del principio de gradualidad de las sanciones y por aplicación del criterio de analogía receptado por la jurisprudencia, las infracciones cometidas revisten mayor gravedad (CNAC, Comisión Nacional de Valores, “Value Calificadora de Riesgo SA s/ sumario”, 29/5/00).

Que también coadyuva al agravamiento de la sanción la circunstancia de que se han verificado irregularidades que constituyen infracciones en ONCE (11) Dictámenes de calificación consecutivos (calif. de ON y programa). 

Que igualmente, el daño a la confianza en el mercado resulta mayor pues ciertos inversores institucionales como las AFJPs sólo podían invertir en títulos valores con oferta pública según estrictos criterios de seguridad y rentabilidad, entre ellos, que se encontraran calificados por dos sociedades autorizadas por esta CNV en los términos del Decreto Nº 656/92 (arts. 74 a 79, Ley N° 24.241).

Que según el artículo 16 inciso c) de la Resolución N° 465/96 de la SAFJP, a la época de los hechos examinados, las AFJPs podían invertir solamente en ON que tuvieran como mínimo calificación BBB (texto s/ Res. Nº 721/96).

Que consecuentemente, las calificaciones deficientes de las ON en dictámenes del 31-3-98 con BBB y 30-6-98 con BBB cuando según las pautas del Manual la categoría a asignar era C y del programa en dictámenes del 31-3-98 con A, 22-4-98 con A, 30-6-98 con A y 24-9-98 con BBB cuando las calificaciones a asignar eran C, B, C y C, respectivamente posibilitaron que las AFJP invirtiesen en instrumentos del Banco Mayo cuando ello no correspondía.

Que la presente se dicta en uso de las atribuciones conferidas por el artículo 10 (texto sust. por art. 39 del Decreto N° 677/01) y 12 de la Ley N° 17.811.

 

Por ello,

LA COMISION NACIONAL DE VALORES

RESUELVE:

 

ARTICULO 1°.- Aplicar a VALUE CALIFICADORA DE RIESGO SA la sanción de multa que se fija en la suma de PESOS SESENTA MIL ($60.000) por infracción a los artículos 10 párrafo 1° y 14 párrafo 1° del Decreto N° 656/92, artículos 4° párrafo 1° y 6° inciso b del Capítulo XII de las NORMAS (NT 1997) -acts. arts. 4° párrafo 1° y 6° inciso b del Capítulo XVI de las NORMAS (NT 2001)-, la que se hará efectiva en la persona de los señores: Daniel  Eduardo RUAS, Daniel Ricardo HIRSCH, Sergio Alejandro PAVLOV y Daniela CUAN en forma solidaria según lo establece el artículo 10 inciso b) de la Ley Nº 17.811 (texto sust. por art. 39 del Decreto Nº 677/01), por los motivos y según lo expuesto en los considerandos de esta Resolución.

ARTICULO 2º.- El pago de la multa deberá realizarse en la Subgerencia de Administración de esta COMISION NACIONAL DE VALORES (sita en calle 25 de Mayo N° 175, Piso 11 de esta ciudad, de lunes a viernes en el horario de 10 a 15 hs.) dentro del plazo de QUINCE (15) días hábiles. En caso de que el pago se efectivice fuera del término estipulado la mora se producirá de pleno derecho, devengándose los intereses correspondientes.

ARTICULO 3°.- Regístrese, notifíquese con copia autenticada de la presente Resolución a todos los sumariados e incorpórese en el sitio Web del Organismo en www.cnv.gov.ar.

ARTICULO 4°.- Notifíquese también con copia autenticada de esta Resolución a la BOLSA DE COMERCIO DE BUENOS AIRES para su publicación en el Boletín Diario y a la SUPERINTENDENCIA DE ADMINISTRADORAS DE FONDOS DE JUBILACIONES Y PENSIONES.

Firmado. Dr. Emilio Ferré. Director. Hugo Raúl Medina. Presidente. Narciso Muñoz. Vicepresidente. Eduardo F. Caballero Lascalea. Director.